Espejito, cómo nadie me advirtió de esto?


20120409-130222.jpg

Mirror, mirror
Dir: Tarsem Singh
Con: Julia Roberts, Lily Collins
EE. UU. 2012

Por René Naranjo S.

Debe haber pocos desafíos más complejos que traspasar al cine un cuento clásico, de esos de pura cepa gótica europea. Es necesario crear un mundo de fantasía y hacerlo creible sin que pierda la magia y, también, darle al relato un tono preciso entre la caricia, el asombro y el escalofrío. Existen grandes adaptaciones, como ‘Piel de asno’ (1971), de Jacques Demy, con el gran Jean Marais. Ahora bien, si el cuento es ‘Blancanieves’, la película se va a filmar con actores y tenemos como precedente la clásica película de Disney de 1937, el asunto puede ser un real zapato chino.
Por esos vericuetos se metió aquí el director Tarsem Singh (de quien recién vimos ‘Los inmortales’). Apoyado en la genial diseñadora de vestuario Eiko Ishioka y con el indudable gancho de hacer debutar a Julia Roberts en un rol de villana, Singh se lanzó a la aventura de contar la historia de la pálida princesita que debe soportar la crueldad de su madrastra antes de partir al bosque a vivir con siete misteriosos enanitos.
El resultado de esta apuesta es de regular hacia abajo, ya que la película propone desde la primera escena un humor absurdo y supuestamente inteligente que no funciona en absoluto. En medio de decorados que parecen de pastelería, Blancanieves (Lily Collins, de ‘Sin salida’) busca a su príncipe (Armie Hammer, de ‘J Edgar’) en una narración sin sorpresas, colmada de falsa autoconciencia y que se alarga hasta la imprudencia.
En cuanto a Julia Roberts, se nota que tenía ganas de hacer de mala en una película y que se dejó tentar. Cansada de los personajes edificantes, la Roberts (que viene de hacer ‘Larry Crowne’) entrega esta vez una malvada Reina que va a quedar entre los papelones de su carrera. Su ‘espejito’, por lo demás, está escondido una suerte de casa lacustre, y no tiene nada del aterrador encanto del que creó Disney. Por eso es que ahí, frente al espejo consejero, mirándose las arrugas, Julia parece preguntarse: ‘Espejito…Cómo nadie me advirtió de esto?’.

About these ads

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 147.661 seguidores

%d personas les gusta esto: