Archive for 18 marzo 2012

‘Los descendientes’: Herencia sin riesgo

marzo 18, 2012

Por René Naranjo S.

Premiada con el Oscar al mejor guion adaptado y una de las escasas películas hollywoodenses que se adentra con cierta tenacidad en las relaciones familiares, ‘Los descendientes’ (The Descendants, 2011) es la historia de un padre y esposo millonario de Hawai, Matt King (George Clooney), y el ajuste de cuentas que debe realizar con su entorno y consigo mismo cuando su vida sufre un quiebre mayor. Este es el grave accidente que sufre su esposa Liz y que la deja en virtual muerte cerebral.

La situación hace que Matt, quien además debe tomar la decisión de vender el último predio virgen de las islas hawaianas, deba volver a fijarse en sus dos hijas, de 10 y 17 años, y a enfrentar sus contradicciones.

Con este esquema, bastante conocido, el hábil director y guionista Alexander Payne (‘Entrecopas’, ‘A propósito de Schmidt’) emprende un relato que saca petróleo ahí donde sólo parece haber arena y articula un filme que supera los tics habituales del cine sicologista norteamericano. En cada escena, Payne sabe aportar un nuevo elemento de interés, maneja ironías y simetrías de la narración, y une la mirada hacia los afectos y rencores con la revisión del pasado de la propia isla, cuyos territorios ancestrales despiertan la ambición de empresarios y bancos.

Amigo de los matices y la observación fina, el realizador de ‘Los descendientes’ posee el raro poder de hacer crecer a sus personajes secundarios hasta otorgarles valioso protagonismo. Así, la película se enriquece con las hijas de Matt, el pololo de una de ellas, su suegro (un genial Robert Foster), su primo (Beau Bridges), su propia mujer en coma (que gana progresivamente en interés), el amante de esta y la mujer del marido infiel, Julie, quien se luce en un momento clave.

En el rol principal, George Clooney está bien dirigido, en un tono contenido y ausente de exageraciones. Pero algo en su personaje no convence. Quizás su carácter de heredero único del codiciado terreno lo vuelve inmune a una real crisis, impermeable al derrumbe. Matt es un falso ‘clase media’ y sus conflictos no llegan a ponerlo realmente en riesgo, lo que deriva en que esta cinta bien realizada deje al espectador con ganas de más verdad.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 153.081 seguidores